lunes, 18 de enero de 2016

Mi primera novela publicada

Ya os he contado que llevo toda la vida escribiendo, y si tuviera que decir cuántas novelas he terminado en mi vida no sabría decirlo, la verdad. Muchas. Todas ellas metidas en cajas olvidadas, víctimas del tiempo, con sus hojas amarillentas bien estuvieran manuscritas, escritas con mi vieja Olivetti, o, ya más recientes, impresas y encuadernadas, manoseadas por agencias literarias y editoriales que no las creyeron dignas; tal vez porque, en ese momento, mi literatura aún no había llegado a su punto de madurez.
Sin embargo, el día en que mandé el manuscrito y una editorial me propuso un contrato de publicación, el mundo se paró, mi existir, mi forma de ver la literatura, todo cambió y la vida se volvió maravillosa. ¡Al fin me leerán! Mi obra llegará a personas que no me conocen y descubrirán mis pensamientos más profundos, mis sueños, mis anhelos escondidos en una historia ficticia que, en realidad, no es sino una forma velada de dejar mi alma al descubierto, a la vista de todo el que se atreva a perderse entre las páginas de ese libro que yo en su día escribiera y que alguien decidiera inmortalizar.
Y así nació El alma trasplantada, la historia de Clara, su pérdida y el resurgir de su alma en el encuentro con el nuevo amor, la segunda oportunidad que a mí misma me diera la vida inmortalizada en el personaje de la mujer que quise haber sido.


SINOPSIS: El mundo de Clara se derrumba por completo tras perder a su marido, tomando la difícil decisión de renunciar a su brillante carrera como neurociruijana para centrarse en otra especialidad que no le recuerde constantemente la fragilidad de la vida.
Gracias a su nuevo trabajo conocerá a Alberto, un atractivo médico con el que comenzará a recuperar la ilusión perdida. Lo que no puede sospechar es que es posible que su relación con él también tenga los días contados.

Lamento decir que, en este momento, se encuentra agotada la edición y no sé si alguna vez saldrá la siguiente, pero siempre me enorgulleceré de mi primera publicación, de Clara, de Alberto y de todas las lectoras que la abrieron una tarde y no se pudieron ir a la cama hasta no terminarla. Gracias a todas las personas que la leyeron, gracias a sus buenas opiniones y sus críticas constructivas, porque por ello seguí escribiendo, soñando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario